Haciendo una mamada muy babosa a ese chico que conoció…

views
0%

Conocí a este hombre en una web mexicana y tras unas cuantas provocaciones en el chat y largas charlas todas con un trasfondo sexual, en las que acabamos pajeándonos de demasiada excitación, por fin conseguimos organizar un encuentro real, que a diferencia de otros encuentros, tenía algo más, me habría disfrazado intentando sorprender lo máximo posible a mi hombre, al que le había garantizado que no se arrepentiría de la elección.

La mañana de la reunión lo único que había robado de casa era un vestido negro ajustado, un tanga de encaje y un pintalabios rojo. Ahora faltaba el resto para ser una gran puta. De hecho, antes de la reunión fui primero a un sex shop, donde me compré una peluca marrón y uno de esos monos de encaje súper sexys, con la espalda al descubierto (teniendo que llevar el tanga de mi mujer). Por último, para completar la zorra que hay en mí, fui a Tata a comprar un par de zapatos en oferta, que conseguí encontrar por 10 euros, obviamente negros con un bonito tacón que luego se ataba alrededor de la pantorrilla con un cordón (espero haber hecho la idea del zapato). Terminada la compra la reunión era para las 10 de la mañana y he de decir que los dos fueron puntuales, esto ya es un acierto, dada la atención que debemos tener los maridos en estas ocasiones.

Nos miramos y sin decir una palabra seguí a mi hombre hasta su club. ¡Entramos y me enseñó el cuarto de baño y allí por primera vez me disfracé de una bella mujer y lo más sexy fue el momento en que me puse el pintalabios rojo robado a mi mujer! Me sentí como una zorra…

Salí del baño y él me esperaba sentado en la silla, viendo porno mexicano y debo decir que sus ojos al verme no dejaron lugar a dudas…

Lentamente me acerqué a él, con una actitud sensual, y besándole en las mejillas le hice desearme y con mis manos le toqué la polla por encima del pantalón. Para no ir al grano inmediatamente, se levantó de la silla y se colocó detrás de mí y nos frotamos el uno contra el otro, mientras me decía que eras una gran puta, y luego me bajó sobre el escritorio, simulando una buena cogida por el culo. A estas alturas la excitación estaba a mil y no pude resistir más. De hecho, al cabo de un rato me levanté y mientras lo besaba en el cuello, le desabroché los jeans, luego bajé lentamente a saborear su hermosa verga (ya vista en fotos en los diversos chats que tuvimos), le quité el último obstáculo, el calzoncillo, finalmente saboreé toda la verga y ese sabor que toda verga desprende cuando está excitada. ¡¡¡Durante un buen rato le hice una buena mamada, alternando boca, lengua y manos, haciendo que se pusiera cada vez más duro y súper fantástico!!! Para evitar que se corriera interrumpí la mamada levantándome e intercambiando algunos besos (nunca en la boca, y así lo haremos en el próximo encuentro) y luego volví a bajar, me folló la boca de una manera maravillosa y me gustó lamerle por todas partes, le besé la punta y en la boca, le saqué y luego en la boca…

Para mi asombro tengo que decir que para estar los dos excitados consiguió resistir entre mamadas, striptease y roces varios en la barbilla durante una buena hora, hasta que me hizo arrodillar y se corrió sobre mí. Fue súper emocionante… Después de que se corriera pusimos las piernas cruzadas una sobre la otra simulando como si me estuviera follando y después de 6/7 minutos de estar tocándome me corrí en cantidad sobre mi cuerpo.

Exhausta tuve que componerme mientras él quería otra mamada, que lamentablemente no hice por el poco tiempo que tenía.

Habiendo vuelto a ser un él, me fui de su casa muy satisfecho y él ciertamente también lo estaba. He de decir que he tenido la suerte de encontrar una persona limpia y responsable para este juego y que dentro de un tiempo debería volver a ver.

Espero haber contado una historia decente del encuentro y pronto escribiré otra.

From:
Category: Alemanas
Added on: septiembre 28, 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *